Copyright © 2010 Stella Maris Leone
Todos los derechos reservados.

viernes, 6 de julio de 2012

50 años


50 años son justos para una condena o siguen pareciendo pocos, depende con el cristal que lo miremos, si lo miramos con el cristal con que Videla vivió su vida y la vida del resto de los Argentinos seguro es una injusta, si lo miramos con el cristal de las familias que tuvieron desaparecidos, de las familias que siguen buscando a sus nietos, 50 años no es nada.
El jueves 5 de julio, me encontraba realizando varias tareas, pero tenía a mi fiel compañera de ruta la radio, encendida, como siempre, pero con una expectativa distinta, me interesaba saber cual el era el falló de la corte, en el caso que se le seguía a Videla y los demás militares que participaron el golpe de estado del 76, este juicio era por la apropiación de niños, que nacían en cautiverio y eran entregados a otros militares para ser criados bajo sus principios y normas morales, ¿cuáles normas morales?, matar, torturar, secuestrar, apropiarse de los niños, irónico y doloroso, al mismo tiempo, aunque estos señores, (voy a llamarlos así por una cuestión de respeto a Ustedes que son mis lectores) insisten en que no hubo un robo sistemático de niños, muchos de Ellos todavía no recuperaron su identidad real, en la actualidad más de 100 niños, hoy hombres y mujeres, recuperaron su historia de sangre, su verdadera historia, y no las que les crearon, Estela de Carlotto (Titular de Abuelas de Plaza de Mayo) sigue sin saber donde está su nieto, no pierde las esperanzas, algunas Abuelas perdieron su vida, pero las esperanzas siguen en el resto de aquellos que quieren recomponer su historia.
Cuando escuchaba el falló me preguntaba si 50 años es mucho o poco, en la vida de un ser humano puede ser una parte de su vida, toda su vida, en las vidas de aquellos que no sobrevivieron, es nada, desde el juicio a las juntas, hemos avanzado como sociedad y el fallo de ayer, sana parte de las heridas que la sociedad Argentina todavía no cerró.
Algo que me preguntaba es que pasaría por la cabeza de Videla en ese momento al escuchar el fallo, imagino que pensaría “que injusto que son Yo los salve del caos”, hace unos años estaba haciendo una fotos, soy una fotógrafa de calle, (fotografía lo que  y como lo encuentro), una de mis series se llama AUSENTES, retrataba zapatillas, pantalones, camisas, que encontraba por la calle, un día estaba en el la Ciudad de Tigre, y en eso veo flotar en el río una ojota, lo que primero fue algo gracioso, en los siguientes click, recordé la sensación que tuve, cuando leía la nota en el Diario Página 12 sobre los vuelos de la muerte, ahí supe que mi serie estaba lista para un libro de artista, de vuelta a casa en el colectivo de la línea 21 recordé una frase que dijo Videla, la busque en internet para que fuera exacta.
“En 1980 Videla recibió un grupo de periodistas extranjeros y ante la pregunta sobre los desaparecidos respondió: Los desaparecidos son eso, desaparecidos, no están ni vivos ni muertos, están desaparecidos”, frase que luego incluí en mi libro.
Mientras escuchaba el falló y me cabeza se cuestionaba que pensaría su cabeza, sobre la sentencia, recordé su constante negación sobre el robo de bebés, volví a  recordar esa frase que le dijo a los periodistas extranjeros, así obtuve mi respuesta personal.
Será Justicia!!!



Stella Maris Leone Geraci
Artista Plástica - Fotógrafa

E-mail: stellamarisleonegeraci@gmail.com